El ibérico perfecto, edición limitada.
Nos gusta elaborar ibérico; no hay mayor secreto. El mérito es de los bosques de encinas y alcornoques donde viven nuestros cerdos ibéricos, de las bellotas y de los muros de piedra de los secaderos. El trabajo del hombre es respetarlos a todos ellos. Y eso, lo llevamos al extremo.