A diferencia de lo que se suele creer, el vino blanco puede elaborarse con uva blanca o negra. Las variedades que más se cultivan de uva blanca son la sauvignon, la chardonnay y la riesling y de uva negra, la pinot noir. 

Sin embargo, existe una gran variedad de uvas con las que se pueden elaborar vinos blancos, como la garnacha blanca, albariño, verdejo, godello, moscatel, etc. 

Se pueden obtener vinos blancos secos o dulces. El más popular es el vino seco, que se obtiene fermentando de forma ininterrumpida el mosto. Parando la fermentación conseguimos un vino dulce. 

Las tonalidades de un vino blanco pueden variar entre un amarillo pajizo, amarillo verdoso u oro. 

Debes saber que los vinos jóvenes se suelen servir siempre fríos. Recomendamos que se tomen a una temperatura que no inferior a los 12º centígrados, ya que por debajo de los 8º sus cualidades aromáticas son imposibles de apreciar.

Si quieres disfrutar de las propiedades del vino blanco te recomendamos que lo marides con quesos como el brie, quesos tiernos o incluso con algunos curados. También funcionan muy bien con platos de carne, como guisos o sopas, o que contengan paté y por supuesto, con platos de pescado o marisco.

Los beneficios y propiedades del vino blanco para la salud

Es muy probable que en más de una ocasión hayas escuchado los beneficios de tomar una copa de vino tinto y sus múltiples propiedades. Sin embargo, el vino blanco también cuenta con una gran variedad de propiedades nutricionales muy interesantes para el consumidor. Te las contamos a continuación. 

Previene enfermedades cardiovasculares

Tomar vino de forma moderada y controlada disminuye el riesgo cardiometabólico en personas diabéticas. Además, reduce la coagulación de la sangre, lo que protege el corazón del envejecimiento y es adecuado para prevenir ataques al corazón. 

Mejora la salud pulmonar

La ingesta moderada de vino blanco a lo largo de la vida puede prevenir la aparición de enfermedades pulmonares y mejorar la salud de este órgano. La razón parece ser la cantidad de resveratrol que contiene, ya que, a diferencia del blanco, el resto de vinos no contribuyen a evitar problemas del sistema respiratorio.

Previene el cáncer

La concentración en antioxidantes y flavonoides del vino blanco protege las células e imposibilita el avance del cáncer de mama y colon. 

Protege el cerebro

beneficios del vino blanco para la salud

Beber tres copas de vino blanco a la semana ayuda a proteger el cerebro debido al ácido fenólico que posee. Previene de enfermedades neurodegenerativas como la demencia o el alzheimer.

Ayuda a perder peso y mantener la línea

Esta es una de las propiedades curativas más desconocidas (y geniales) del vino blanco. Un estudio realizado en la Universidad de Hohenheim (Alemania) afirma que seguir una dieta en la cual el 10% de las calorías se adquieran del consumo de vino blanco facilita una pérdida de peso más rápida.

Sí, eso significa que beber vino blanco y perder peso están relacionados, aunque no te olvides de combinarlo con una dieta saludable y deporte. 

Reduce la resaca

Es ideal para reducir el malestar que produce la resaca. Las bebidas alcohólicas más oscuras contienen un mayor número de unos componentes biológicamente activos, llamados congéneres, que son los responsables de las resacas. 

El vino blanco contiene muchos menos congéneres que bebidas como el ron, el whisky, el coñac o el vino blanco y contribuye a reducir las náuseas y la irritabilidad. 

Favorece el descanso

Tomar una copa de vino por la noche favorece la desaparición de las interrupciones del sueño y contribuye al aumento de horas de sueño profundo. 

Reduce los efectos negativos de los cigarrillos

El vino blanco afecta positivamente en el endotelio, el tejido que tapiza el interior del corazón y todos los vasos sanguíneos, puesto que disminuye el rozamiento entre los vasos sanguíneos y linfáticos. 

Seguro que después de conocer todas las propiedades del vino blanco te apetecerá alguna que otra copa de vez en cuando. Hoy, te recomendamos, una copa de Sauvignon Blanc. ¡Disfruta con responsabilidad!