Los maridajes de los vinos en Navidad son casi tan importantes como la comida en sí, puesto que pueden marcar la diferencia entre una buena experiencia gastronómica, y una inolvidable. De hecho, algunos alimentos son capaces de potenciar los placeres que brinda el vino, y viceversa. Pero… ¿Cómo elegirlos?

Sabemos que el tinto casa bien con la carne y que, para el pescado, mejor un vino blanco. Pero… ¿Esto es así siempre? ¿Existen excepciones? Según los expertos de Dehesa de Luna, esta forma de decidir un maridaje es algo limitada, pues existe un sinfín de posibilidades que, sin duda, te convertirán en el mejor anfitrión. Vamos a verlas.

Recomendaciones de maridajes en Navidad

Son muchas las opciones gastronómicas para una velada navideña. Por lo general, solemos encontrarnos con un picoteo o aperitivo, entrantes, un primer plato, un plato principal, el postre y, cómo no… La llegada del dulce a la mesa.

A continuación, te doy una serie de consejos para que puedas escoger el mejor maridaje en Navidad y, así, encontrar la perfecta unión entre vino y alimentos.

Aperitivos y entrantes

Los aperitivos se suelen recibir con cierta ansia, dado que es la primera tanda de comida que llega a la mesa y, en muchos casos, los comensales están hambrientos. Pues bien: es mejor no saturar este momento con alimentos demasiado numerosos o variados, que puedan confundir al paladar. 

Lo ideal es optar por combinaciones sencillas, como quesos maduros con frescos, una paleta de ibéricos y, quizá, unas bandejitas con marisco

Para esta ocasión, los vinos espumosos suelen tener mejor acogida, especialmente si son frescos y ligeros, puesto que combinan mejor con la variedad de alimentos que tenemos en la mesa.

Desde nuestra finca podemos recomendarte para este momento el Dehesa de Luna Rosé: una joya enológica versátil, de matices rosa-salmón que, en boca, acompaña y complementa a la perfección los sabores del marisco y el resto de entrantes. Una apuesta segura para esta Navidad.

Pescados o mariscos

¿Quieres que el marisco o el pescado sean uno de los platos estrella? Entonces tienes distintas opciones para elegir los maridajes de vinos en Navidad. Si lo vas a servir como primer plato, es posible continuar con el vino de los entrantes; nuestro Rosé o algún producto similar: versátil, suave y espumoso…

Si optáis por cambiar de vino, es recomendable acudir a una opción algo más brillante, sabrosa, potente. Una que no pase desapercibida entre los sabores de la tanda previa y que, a ser posible, nos permita intensificar las sensaciones organolépticas poco a poco. De forma ascendente.

maridajes Nochebuena

En este caso, te recomendamos optar por nuestro Dehesa de Luna Garnacha Blanca: un vino ecológico que, de cuerpo sabroso y aterciopelado, será un excelente compañero en este punto de la velada.

Ensaladas o cremas

Quizá hayas optado por un plato más ligero y saludable de primero, como una crema de verduras o una rica ensalada

En este caso, dependerá de la presencia de vinagre: si es más notable, lo ideal es compensar con un vino rosado, el mismo que en los entrantes, o con un blanco. Este último también podría combinarse con pescado o marisco, en caso de estar presente en la mesa o reservarse para el segundo plato.

Si se trata de un sabor suave y un tacto más cremoso, te recomendamos elegir un vino tinto afrutado y de cuerpo amplio. Nuestro Dehesa de Luna Garnacha Tintorera alberga diferentes aromas, desde las violetas hasta las frutas rojas y, sin duda, tendrá buena acogida en la mesa.

Carnes rojas o magras

La carne es una de las grandes favoritas en Navidad. Si, para el plato principal, tienes en mente una suculenta pieza de carne roja, como de buey, ternera o cordero… Así como conejo o codorniz, no hay duda: son carnes intensas, aromáticas, sabrosas y, por tanto, es el momento de descorchar un tinto Reserva o Gran Reserva. 

Si, por otro lado, estás pensando en carne magra, como preparar un pavo con una buena guarnición de verduras, patatas o frutas secas… En el catálogo de Dehesa de Luna encontrarás variedades como la cabernet sauvignon, merlot o graciano: elige el vino que más te seduzca.

El momento más dulce

No nos olvidemos de la parte más dulce de la velada: postres como frutas, yogur con nueces, tartas, turrones, bombones, chocolate negro… Siempre queda en el estómago un pequeño hueco para la guinda del pastel y, por supuesto, para el vino que lo acompaña. 

El maridaje de vinos para la cena de Navidad puede concluir con éxito si optas por un tinto de crianza sencillo, dulce. Sin olvidar, por supuesto, el momento del champagne. Te recomendamos nuestros Champagne Brut Rosé y Champagne Terre de Nöel: delicioso broche final a una velada inolvidable.