Disculpe camarero, creo que este vino está picado…” Poder decir esta frase con la seguridad de no equivocarnos, a veces puede no resultarnos sencillo. A través de este post intentaremos darte las claves para reconocer si un vino está picado, incluso antes de probarlo.

Cuando un vino está picado, podemos reconocerlo en la botella, en la copa o en boca.

Quizá el aspecto más reconocible de un vino picado es su sabor avinagrado. Pero, ¿qué pasa si bebo vino picado? No te preocupes; a parte de su sabor poco agradable, no pasa nada. El ácido acético -el causante de ese amargo sabor- no es más que vinagre. Ingerirlo en grandes cantidades puede provocar alguna molestia estomacal; nada que un buen antiácido estomacal no pueda solucionar fácilmente.

En este artículo descubrirás cómo saber si un vino está picado mediante útiles consejos y trucos fáciles.

Qué es un vino picado

Técnicamente, un vino picado es un vino que se encuentra en un estado de oxidación muy muy avanzado, provocado por unos microorganismos aerobios llamados bacterias acéticas. La mezcla química de alcohol, oxígeno y nuestras queridas bacterias acéticas, oxidan el etanol convirtiéndolo en ácido acético: vamos, vinagre.

¿Cómo sabe un vino picado? Podrás identificarlo fácilmente porque el vino habrá perdido sus aromas originales, no quedarán rastro de frutas en su sabor, y habrá sido sustituido por un amargo sabor a vinagre o manzana oxidada.

Quizás también te interese:

Qué es un vino ecológico

Beneficios del vino tinto

Cómo saber si el vino está picado (antes y después de abrirlo)

Como hemos comentado anteriormente, hay diferentes momentos en los que puedes saber cuando un vino está picado. Y aunque la forma más fácil es probarlo, hay algunas pistas que nos indicarán el estado del vino:

–   En la botella. Si observas que con el tapón puesto, falta vino; o que el propio corcho está defectuoso o excesivamente impregnado de vino, son indicativos de que el vino puede estar en mal estado.

–   En la copa. A simple vista, un vino picado se presenta algo turbio y sin brillo. Si se trata de un tinto, pero tiene ciertos tonos anaranjados, puede ser un síntoma de que el vino está picado.

–   En boca. La prueba definitiva. Si se trata de un sabor áspero, sin rastro de aromas frutales o florales, tirando a vinagre y con un olor a manzana podrida, estás sin duda ante un vino picado.

Cómo arreglar un vino picado

Vale, definitivamente estamos ante un vino picado; ¿qué hacer?

Si estás en un restaurante, tienes todo el derecho del mundo a hablar con el sumiller o el camarero y pedir un cambio de vino. Ellos entenderán perfectamente el problema e intentarán darte una solución.

como mejorar un vino picado

Que una botella de un determinado vino esté picada, no quiere decir que debas ponerle una cruz a ese vino. Puede haber sido un problema puntual de esa botella, de una deficiente conservación, una excesiva exposición a la humedad, algún defecto en el corcho. Puedes seguir apostando por ese vino o pedirle al camarero que te lo sustituya por otro de la carta.

Si has adquirido tu botella en un supermercado o en una tienda especializada tienes el mismo derecho. Con el ticket de compra deberían devolverte el importe de tu compra o sustituirlo por otro.

Pero si has decidido darle una segunda vida, aquí te decimos cómo mejorar el vino picado.

¿Cómo hacer vinagre con un vino picado?

Simplemente dejando abierta la botella del vino picado durante un par de semanas -siempre en un lugar ventilado- acabarás el proceso químico y obtendrás un excelente vinagre -mejor si el vino es blanco-. Recuerda que el contacto con el oxígeno y las bacterias era lo que provocaba su avinagramiento.

El secreto de un gran chef

Si eres un cocinillas, seguramente sabrás darle una buena utilidad al vino en tu cocina. Bastará con reducir su sabor para que pueda maridar perfectamente con los sabores de tu receta.

Además, puedes utilizarlo para hacer una deliciosa sangría o ponche. Ah, ¿y conoces la receta de la gelatina de vino? ¡Pruébala! Está deliciosa…

Ponte creativo

Si eres de los que en más de una ocasión se han manchado la camisa o el vestido con el vino, ¿por qué no hacerlo intencionadamente?

La técnica de teñido de ropa con vino es divertida y con un aire retro setentero. Lo único que tienes que hacer es sumergir la prenda en un recipiente con el vino -que habrás hervido previamente-. Déjala allí un mínimo de 3 horas; y cuando más tiempo permanezca sumergida, más oscuro será el tinte. ¿Te atreves a probarlo?

Con estos consejos sobre cómo saber si un vino está picado seguro que no vuelves a cometer ningún error.