Igual de comprometidos que estamos con la fauna que sobrevuela nuestra finca, lo estamos con la calidad y excelencia de nuestras instalaciones. Y la reciente acreditación con el certificado IFS de nuestra bodega, con 93 puntos (high level) así lo atestigua.

El estándar de calidad internacional IFS ha concedido el máximo nivel de certificación a las instalaciones de Dehesa de Luna; una certificación que cubre todo el proceso de elaboración, incluida la manipulación de los vinos, así como su empaquetado y presentación.

Qué es el certificado IFS

IFS es un certificado de calidad europeo para el sector de la alimentación: International Food Standar. Este certificado garantiza que la empresa certificada ha establecido procesos apropiados para garantizar la seguridad de los productos que fabrica y que respeta las especificaciones de sus clientes.

Al tratarse de un certificado europeo, es fundamental para las bodegas que quieran exportar sus vinos a Alemania, Francia, Italia y Holanda. 

El IFS, entre otras ventajas, ayuda a la bodega a aumentar la confianza de sus clientes y distribuidores. Esto también facilita el acceso a nuevos mercados, a consolidar en los que ya se está y, además, tiene la ventaja de beneficiar la competitividad de la bodega.

También te puede interesar:

Medallas de nuestros vinos más premiados

Las fases del envejecimiento del vino

Qué requisitos hay que cumplir

La norma IFS audita y ayuda a mejorar los procesos de las bodegas como Dehesa de Luna en los siguientes parámetros:

  • Responsabilidad de la dirección de la bodega y finca.
  • Sistema de gestión de la calidad y de la seguridad alimentaria, aplicada a todos los vinos que salen de la bodega.
  • Gestión de los recursos, dentro de la Finca Reserva de Biodiversidad Dehesa de Luna
  • Planificación y proceso de producción vitivinícola.
  • Análisis y mejoras dentro de los sistemas productivos de Dehesa de Luna

Dehesa de Luna: garantía de calidad

La bodega Dehesa de Luna se encuentra en el corazón de la Finca Reserva de Biodiversidad, al pie de los viñedos y totalmente integrada en el paisaje. 

La bodega está diseñada para cumplir con los más altos estándares de calidad europeos y trazabilidad alimentaria. Y ello, respetando siempre el ecosistema de la finca, con toda su flora y fauna autóctonas.

En la filosofía de Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad está el ser una empresa responsable, con sus clientes y sostenible y respetuosa en la protección del medio ambiente.

Para José Luis Asenjo, director técnico de Dehesa de Luna, “esta certificación es muy importante para la bodega y es un paso más en nuestro compromiso con la seguridad alimentaria. Lo hemos conseguido tras mucho tiempo de trabajo para implantar el sistema de gestión requerido para su obtención”.