Si la uva garnacha tinta es  una de las uvas más conocidas a nivel mundial (hasta hace bien poco se creía que era de origen español, aunque ahora sus orígenes apuntan hacia la Isla de Cerdeña), este artículo se centra en una mutación de esta uva con una popularidad creciente: la uva garnacha blanca.

A diferencia de la tinta, la variedad Garnacha Blanca  es autóctona de España (menos claro está si su origen está en Alicante, Aragón o Cataluña). Actualmente es una de las uvas de moda en el panorama nacional.

Esta uva se caracteriza por ser la uva más icónica de los vinos mediterráneos. Cada día se elaboran vinos de mayor calidad con esta uva, como el Dehesa de Luna Garnacha Blanca, un vino ecológico y premiado hasta en cuatro certámenes internacionales.

Qué es la uva Garnacha Blanca y su historia

Como decíamos anteriormente, la uva Garnacha Blanca es una originaria de España. Tras popularizarse en Catraluña, Aragón y Alicante, cruzó los Pirineos para encontrar un segundo hogar en la región francesa del Ródano.

La variedad Garnacha Blanca es una uva que produce vinos con un gran grado de alcohol y baja acidez. La Garnacha Blanca es rica en aromas cítricos y herbáceos.

Características y propiedades de la Garnacha  Blanca

Otra de las características de uva Garnacha Blanca es que  se adapta muy bien a los climas cálidos (aunque su producción se podría dar en prácticamente toda la península). 

Su rendimiento en el viñedo, oscila entre los 4,5 y 5 Kg. por cepa.  Estas cifras son bastante más altas que las de su hermana mayor, la garnacha tinta. Por el contrario, no se ve afectada por el corrimiento del racimo y, en general, es mucho más vigorosa y resistente a las enfermedades que atacan la vid.

Los vinos que se producen con esta variedad se caracterizan por un color en  el que predominan los matices amarillos. Además, suelen presentar aromas de fruta madura y un fondo de retama que les confiere originalidad. En el Dehesa de Luna Garnacha Blanca, elaborado en la Finca Reserva de Biodiversidad, estos matices se hacen más evidentes por las características naturales de la tierra donde es cultivado (rodeados de naturaleza virgen).

Variedades de la uva garnacha blanca

Aunque las más conocidas son las variedades garnacha tinta y blanca, existen hasta cuatro variedades de garnacha:

  • Garnacha Tinta
  • Garnacha Tintorera
  • Garnacha Peluda
  • Garnacha Blanca

Vinos dulces, jóvenes, perfectos para todos los paladares

Conocidos por sus vinos dulces, actualmente  los vinos elaborados con Garnacha Blanca más populares destacan por ser vinos aromáticos y con una baja acidez

Fáciles de degustar, es un vino ideal para tomar en fresco como aperitivo o acompañamiento de comidas con el mismo carácter mediterráneo que esta uva. La variedad Garnacha Blanca es hoy emblema de varias denominaciones de origen que presumen de la frescura y juventud de sus vinos.

Aromas y sabores

En su fase olfativa, la Garnacha  Blanca destaca por su intensidad aromática, con notas florales y de frutas tropicales.

En boca, tiene una entrada fresca y  dulce. Podemos también apreciar aromas a melocotón  y melón. 

Maridaje con la garnacha blanca

La variedad Garnacha Blanca es una variedad ideal para maridar con los platos de la cultura mediterránea. Aunque también se abre a nuevos sabores y propuestas más arriesgadas.

Como buen vino  blanco, marida  perfectamente con los arroces de sabores ligeros, como los de base de pescado.

Además, es ideal para acompañar ensaladas de arroz o de pasta. Con la pasta funciona  casi siempre  que lleven salsas de inspiración marinera: pescados y mariscos, un clásico.

Siguiendo con el mar, los pescados blancos o  azules a la plancha o en guisos ligeros, también funcionan a  la perfección  y ayudan a levantar los matices de estos vinos.

¿Quieres probar algo nuevo? Saca un Garnacha Blanca para el postre. Pruébalo con el chocolate o con cualquier postre dulce y acaba tu comida por todo lo alto.

Ejemplos de vinos con garnacha blanca

En España, las siguientes denominaciones de origen permiten el cultivo y la elaboración de vinos con Garnacha Blanca: Alella, Calatayud, Campo de Borja, Cariñena, Cataluña, Conca de Barberà, Costers del Segre, Empordá, Montsant, Navarra, Priorato, Rioja, Somontano, Tarragona y Terra Alta.

Entre todos, quizá sean los vinos de las diferentes denominaciones de origen catalanas las que más lucen orgullosas en sus etiquetas esta variedad de uva

Pero si tenemos que quedarnos con un vino, lo  hacemos con  el Dehesa de Luna Garnacha Blanca. Y no lo decimos solo nosotros: también lo dice el jurado del Concurso Mundial de Bruselas, del Decanter y Mundus Vini