Vino Tempranillo, un clásico entre los clásicos

Smiley face

La variedad Tempranillo, considerada como una de las ‘uvas nobles’ de nuestro país, de donde es originaria, es, sin duda, una de las más extendidas y reconocidas por su calidad y su capacidad para elaborar vinos de alto nivel. Nace del cruce espontáneo entre la variedad Albillo Real y Benedicto. Recientes estudios sitúan su origen entre Burgos y La Rioja. La primera referencia escrita data del siglo XVI en el ‘Tratado de Agricultura’ de Alfonso de Herrera (1.513).

La uva tempranillo está autorizada en 56 de las 72 denominaciones de origen españolas. Es la segunda variedad más plantada en España, la primera en España entre las variedades tintas y la tercera a nivel mundial. Su producción se ha extendido a otros países aunque de forma minoritaria como Portugal, Francia, USA, México, Argentina y Australia.

Una de las curiosidades de la variedad Tempranillo es que tiene 66 nombres diferentes, según figura en el Catálogo Internacional de Variedades de Vid. Las más utilizadas son: Cencibel, Tinto Fino, Tinta de Toro, Tinta del País, Ull de Llebre o Aragonés, entre otras. En Portugal se la conoce como Tinta Roriz o Aragonez, y en California la llaman Valdepenas.

Morfológicamente destaca por sus hojas grandes y muy lobuladas, racimos de tamaño medio a grande y brotación y maduración tempranas, de ahí su nombre. Las uvas son de tamaño medio a alto, hollejos duros y de color oscuro. Es muy versátil ya que se puede vinificar de diferentes formas en función de la calidad de la uva de partida, permite maceraciones más o menos intensas, maceración carbónica, envejecimiento en barrica, etc.

La variedad Tempranillo se utiliza para elaborar principalmente vinos monovarietales aunque también es muy habitual utilizarla para ensamblar con otras variedades.

En Dehesa de Luna es una de las variedades más importantes y de mayor producción (14,67ha) que se ha adaptado perfectamente a nuestras características de suelo y clima. Desde sus comienzos, en Dehesa de Luna se apostó por esta variedad para elaborar un vino monovarietal y también para acompañar a otras variedades. Dehesa de Luna, Finca Reserva de la Biodiversidad, apuesta por el cultivo sostenible y respetuoso con el medio ambiente para elaborar vinos de calidad con uvas adaptadas al entorno. De las más de 3.000 hectáreas que conforman la finca, tan sólo 83 se destinan al cultivo de la vid, diferenciados en tres viñedos La Mata de la Culebra, El Viñazo y La Cañada del Navajo, viñedo insignia de la bodega, que cuenta con 12 hectáreas donde se cultiva esta variedad, junto con otras como Cabernet Sauvignon o Graciano.

Dehesa de Luna Tempranillo es el vino monovarietal en el que la variedad Tempranillo es la protagonista. Es un vino con mucho carácter, profundo, donde la fruta negra predomina sobre ligeros toques a monte y regaliz.

Los vinos Gran Luna y Dehesa de Luna Orígenes también se han elaborado con la variedad Tempranillo junto con otras variedades a las que se ha conseguido sacar lo mejor de cada una para definir un abanico de sensaciones único.

En Gran Luna encontramos cinco variedades – Cabernet Sauvignon, Syrah, Tempranillo, Graciano y Petit Verdot –  donde el equipo técnico de la bodega aplica a cada variedad un determinado protocolo de elaboración para obtener lo mejor de cada una de ellas y así obtener vinos con cualidades diferentes que permiten crear, posteriormente durante el ensamblaje, una combinación compleja y rica en matices. Es un vino muy cuidado que ha permanecido en barrica nueva de roble francés entre 15 y 18 meses

Dehesa de Luna Orígenes 2015 es el vino de mayor producción de la bodega y para su elaboración se han utilizado las variedades Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Syrah seleccionadas de dos de los tres viñedos creados en Dehesa de Luna – El Viñazo y La Mata de la Culebra. Es un vino redondo y muy placentero que ha permanecido seis meses en barricas de 225 litros de roble francés (90%) y americano (10%).

Dehesa de Luna comenzó su andadura con el vino Pago de Luna y ha sido rebautizado con el nombre de Orígenes, para rendir homenaje a los inicios de la bodega y es el vino que en su interior se refleja “una historia de muchas historias y es nuestro vino estandarte” como lo define José Luis Asenjo, director técnico de la bodega.

Toda una apuesta por una variedad estrella y nuestra que ha conseguido grandes resultados tanto sola como en compañía de otras variedades.

Los vinos elaborados con esta variedad son un clásico entre los clásicos.

Un comentario Añadir valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *