Curiosidades de la uva Syrah y sus vinos

Smiley face

De origen desconocido e impreciso, la uva Syrah es una variedad que ha llegado a España para quedarse por su resistencia, su gusto por las temperaturas altas y sus vinos amables, aromáticos y sabrosos.

La uva Syrah es, quizá, una de las variedades más desconocidas para los novatos en el mundo del vino y para los consumidores no iniciados. Sin embargo, se trata de una uva que llegó a los viñedos españoles en la década de los ochenta y que, poco a poco, se ha ido ganando su sitio tanto vinos varietales como en monovarietales. Y es que sus peculiares características, su necesidad de temperaturas altas para su cultivo y sus excelentes resultados en los vinos que producen han hecho de ella una uva muy cotizada, especialmente en las regiones de clima mediterráneo.

La Syrah es una uva de fácil cultivo. Requiere horas de sol y temperaturas altas para su maduración y sus racimos son de tamaño mediano con bayas de color negro azulado. Además, se trata de una variedad que se adapta a la perfección a todo tipo de suelo, aunque no aguanta muy buen la humedad en él. Todo ello ha hecho que sea una variedad muy extendida por toda España y que está autorizada en un buen número de denominaciones de origen de todo el territorio nacional. Además, son muchas las bodegas que la utilizan en sus producciones.

Curiosidades de la uva Syrah

La uva Syrah es una uva con historia y llena de curiosidades. Su origen es desconocido e impreciso. Es posible que provenga del mundo árabe y de la antigua Persia y que fueran los fenicios los que la trajeran hasta la Península Ibérica. Pero, además, otro de sus posibles orígenes está en Italia y, más concretamente, en Siracusa, Sicilia. Sin embargo, quizá el origen más problable, según han demostrado los últimos estudios genéticos, estaría en Francia y en el famoso valle del Ródano, donde esta uva está muy extendida y aparece en una gran número de vinos, especialmente monovarietales.

En cuanto su llegada a España, se cree que fue el Marqués de Griñón quien la introdujo en la vitivinicultura española en 1982 para una bodega ubicada en Toledo. Desde ahí se extendió a otras zonas, especialmente por toda Castilla La-Mancha, Murcia y Comunidad Valenciana, regiones en las que está muy implantada. Tras más de treinta años en España hoy se puede encontrar en casi la totalidad de las regiones y en un buen número de vinos de gran calidad. Asimismo, la uva Syrah puede llegar a recibir otros nombres como Shiraz, Sirah, Sérine, Candive, Hignin, Sirac, Syra, Biaune o Balsamia.

Características del vino elaborado con Syrah

Los vinos elaborados con la variedad Syrah son vinos de un color rojo brillante y oscuro. Son sabrosos, aromáticos y estructurados. Presenta aromas a frutas silvestre y maduras como las grosellas, las violetas, las moras o las frambuesas, aunque tampoco faltan las especias como la canela o el clavo. Son vinos de la máxima calidad y alto contenido alcohólico que son perfectos para maridar y acompañar a platos contundentes.

Y es que los vinos elaborados con Syrah son contundentes, elegantes, redondos y una gran capacidad de envejecimiento, por lo que están muy cotizados por los grandes amantes del vino y son capaces de seducir a los paladares más exigentes. Se trata de vinos con mucha personalidad perfectos para acompañar platos como el queso fuerte, carnes condimentadas y especiadas, pasta con salsas rojas, pollo asado o platos de caza. Una apuesta segura para cualquier momento y lugar.

La uva Syrah en Dehesa de Luna

En Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad la uva Syrah es una gran aliada para la elaboración de vinos únicos, elegantes y con personalidad. Esta variedad aporta sus bondades y matices para ser la compañera de viaje perfecta para otras variedades como Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Graciano o Petit Verdot. La uva Syrah es perfecta para maridajes con Cabernet Sauvignon y Petit Verdot pero, combina a la perfección con otras variedades para conseguir matices únicos e irrepetibles. Éste es el caso de Gran Luna, un vino amable y redondo pensado para permanecer en el recuerdo de quien lo toma.

Además, en Dehesa de Luna la uva Syrah también está presente en el vino Dehesa de Luna Orígenes, donde se funde con otras dos grandes variedades de uva como la Cabernet Sauvignon y la Tempranillo. El resultado es un vino con historia y que servirá para contar la historia de quienes lo degusten. Es el vino con el que Dehesa de Luna dio sus primeros pasos y mostró su personalidad. Se trata de un vino intenso y redondo que es la máxima expresión de los vinos de la bodega.

Y es que la uva Syrah no deja indiferente a quien la prueba y consigue satisfacer las exigencias de los consumidores más exquisitos para llegar a seducir a todo el que la prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *